xls_blog_04_pescado_papillote

Paso a paso: ¿cómo hacer una merluza en papillote?

La técnica del papillote proviene de Francia y se basa en envolver en paquetes herméticos, con papel de aluminio o de estraza, alimentos. De esta manera, estos se cuecen con el propio jugo que ellos mismos desprenden y el vapor que generan.

Los alimentos cocinados así suelen mantener mejor la humedad y presentar una textura más tierna y mucho más sabrosa. A diferencia de otras técnicas, el papillote permite obtener olores y sabores más intensos y originales, ya que estos no se volatilizan. Es una técnica muy fácil, al alcance de todo el mundo y perfecta para aquellos que disponéis de poco tiempo para cocinar.

¿Por qué cocinar al papillote?
El papillote es ideal si estás a régimen, puesto que durante el proceso de cocción los alimentos eliminan sus propias grasas. Como puedes ver con esta técnica culinaria puedes crear cualquier receta saludable para estar a punto. El papillote se puede utilizar para cocinar todo tipo de alimentos, pero si hay alguno que queda realmente exquisito con esta técnica es el pescado, cualquiera: dorada, merluza, lubina, bacalao, salmón… ¡Tú eliges!

Nosotros nos hemos decantado por la merluza porque es uno de los pescados más recomendados para el papillote y porque su precio durante todo el año suele ser muy asequible a todos los bolsillos.

Necesitarás:

  • 4 lomos de merluza
  • 200 gr. de judías verdes
  • 2 zanahorias
  • 2 puerros
  • 2 cebolletas
  • Limón
  • Ajo
  • 1 pimiento verde
  • 1 calabacín
  • Arroz blanco
  • Vino blanco
  • Aceite de oliva
  • Perejil

Preparación:

  1. Precalienta el horno a 200 grados.
  2. Pica en juliana (muy fina y pequeña) la cebolla, el ajo, la zanahoria, el puerro, el pimiento verde, el calabacín, el arroz y las judías.
  3. Corta cuatro trozos generosos de papel de aluminio y extendiéndolos sobre la mesa.
  4. Coloca un lomo de merluza en cada uno de los trozos de papel y échale sal y un chorrito de aceite de oliva a cada una.
  5. Extiende por encima de cada rodaja la verdura picada en juliana y rocía con un poco de vino blanco.
  6. Cierra con mucho cuidado el papel de aluminio, a modo de paquete. Haz varios pliegues para que quede bien sellado y hermético, que no se salga el jugo y el vapor.
  7. También puedes utilizar papel de estraza (el típico papel blanco de horno), solo que en este caso el sellado es más complicado. Como pequeño truco, puedes ayudarte de los típicos clips de oficina.
  8. Coloca los papillotes en una bandeja de horno con un poco de agua en el fondo.
  9. Baja la temperatura del horno a 180 grados e introduce los papillotes. El tiempo de cocción va por gustos. Si te gusta menos pasado con 15 minutos será más que suficiente, pero si te gusta que las verduras estén bien pochadas y el pescado bien hecho te recomiendo que lo hornees unos 25 minutos.
  10. Desenvuelve con mucho mimo los papillotes, emplata la merluza y decora con perejil.

¡Listo! Ya tienes una receta saludable y rica, con la que realmente darás un placer al paladar y, sobretodo, fácil.

 

*Recuerda que: La base de una vida saludable descansa sobre el mantenimiento de una alimentación sana, equilibrada y variada. No solo se trata de elegir alimentos con poco aporte calórico y ricos en nutrientes como el pescado, las verduras o las frutas, sino también de cocinarlos de manera saludable evitando el abuso del aceite, sobre todo de girasol y de las frituras. Al horno, a la plancha, al vapor o al papillote son algunas de las técnicas culinarias más salubres y también nuestras recomendaciones.

Share this: